Una vía o catéter venoso central es un dispositivo que permite acceder de manera rápida y segura al torrente circulatorio (al sistema de cañerías de la sangre). Así podemos administrar medicaciones «fuertes» como la quimioterapia, o extraer sangre sin tener que pinchar (y molestar) cada vez. ¡Un gran invento! 

Catéter venoso central tipo «port-a-cath»